anticorrupción y mejora de la administración

 

La falta de mecanismos de control adecuados para la actividad de los representantes públicos y el sentimiento de impunidad que han adquirido algunos políticos, han dado como resultado la aparición de una inmensa telaraña clientelar que ha penetrado hondo en el sistema de partidos y las instituciones. La deuda como carcoma de la democracia que desvía recursos y secuestra decisiones; que no es una manzana podrida, son muchas.

De esto sabemos bien en Castro, un mal endémico que costará mucho esfuerzo por erradicar, pero en el que debemos poner todo nuestro empeño.

¿Qué se puede hacer desde un Ayuntamiento? Nosotros proponemos lo siguiente:

  1. Proponemos un Decreto de Alcaldía por el que todas las empresas que realicen actividades ilegales vinculadas en paraísos fiscales y que hayan sido condenadas por este motivo no puedan acceder a adjudicaciones con el ayuntamiento.
  2. Protección efectiva de los informantes de casos de corrupción a través de un órgano independiente e instar a los gobiernos estatal y autonómico para que desarrollen mecanismos legales y administrativos en este sentido.
  3. Regulación para que un nuevo PGOU o cambios importantes del uso del suelo sean aprobados por una mayoría cualificada con informes económicos, ecológicos y sociales previos, además de su apertura a la participación ciudadana.
  4. Solicitud de que se redoblen esfuerzos en la investigación, con una petición expresa al Ministerio de Justicia y a la Consejería de Justicia e Interior para que se dote a la comunidad de una Fiscalía Anticorrupción con los suficientes recursos humanos y materiales.
  5. Obligación de personarse en las causas abiertas por corrupción, como acusación particular.

 

gallery/imagen1

El Ayuntamiento es la administración pública más cercana al ciudadano, por lo que es de vital importancia ofrecer una atención de calidad, eficiente y justa. Creemos que se pueden introducir mejoras en materias como contratación, eficiencia del gasto, seguridad o atención al ciudadano, que ayuden a estar más cerca de estos objetivos.

  1. Inclusión de claúsulas sociales en la contratación pública: contratación indefinida de los trabajadores yde las empresas adjudicatarias, retribución salarial justa para los trabajadores de las empresas adjudicatarias, lucha contra la morosidad en las contratas y sub-contratas, con especial protección de autónomos y pequeñas empresas.
  2. Promover la contratación de banca ética en la administración municipal, incluyendo criterios no estrictamente económicos.
  3. Introducción de software libre en los equipos municipales.
  4. Remunicipalización de servicios externalizados en la medida de lo posible tras la finalización de los contratos actuales.
  5. Revisión de los criterios de bonificación del Impuesto de Bienes Inmuebles. Con especial atención a los factores de corrección económicos por la renta de los propietarios y no tanto por la antigüedad del inmueble.
gallery/12