MOVILIDAD

 

Castro Urdiales es una ciudad con graves problemas de movilidad, tanto en su casco urbano como en sus pedanías. Es necesario abordar de inmediato algunas de ellas, sin perder de vista mejoras más complejas que requieren de actuaciones a medio plazo y no olvidarnos de ir planificando proyectos a largo plazo. Una ciudad que ha cuadruplicado su población en los últimos treinta años, tiene los mismos accesos que entonces.

Algunas de estas intervenciones no son competencia municipal sino autonómica, pero es responsabilidad de los políticos locales solicitar inversiones para estas obras tan necesarias. Y otras no son tan complejas ni tan caras como para no ir acometiéndolas paulatinamente.

Para los vehículos particulares:

  1. Creación de un aparcamiento en el extrarradio como por ejemplo junto al cementerio municipal, con la ventaja de contar ya con enlace de Castrobus. Habría que contemplar además espacio para vehículos pesados.
  2. Remodelación de la carretera CA-520 entre la rotonda de McDonalds y el parque de bomberos: mejorando la seguridad de los peatones, la circulación en los accesos a la A8 y tratando de conseguir un carril más de entrada a la ciudad.
  3. Eliminar el punto negro circulatorio en la N-634, a la altura del Royal.
  4. Exigir al Gobierno de Cantabria que cumpla su compromiso de acondicionar y asfaltar la CA-522 entre Momeñe y el polideportivo de Sámano y la CA-523 entre Otañes y Baltezana.
  5. Ampliación y mejora de la seguridad de la CA-250 entre Santullán y Otañes.

Para el transporte público:

  • Revisión de horarios para su coordinación con los servicios sanitarios, institutos y enlaces con otras líneas de autobús; estandarizar e instalar marquesinas donde no las hay; revisión de paradas peligrosas.

Para todos:

  1. Para los peatones es necesaria una revisión para eliminar las múltiples barreras arquitectónicas actuales (maceteros, pendientes pronunciadas, boquetes en los troncos de los árboles, aceras sin rebajes…) No menos eimportante es mejorar la iluminación de pasos de peatones, especialmente en zonas de mucho tráfico.
  2. Municipalización de la OCA, para que sus beneficios se ingresen en las arcas municipales.
  3. Extender la red de carriles bici tratando de que su impacto en la circulación de automóviles sea la menor posible. Creemos que es posible crear con bajo impacto, un circuito circular por la ciudad y a su vez conectar los ya existentes con las vías de Traslaviña y Alen.
  4. Recuperar para uso y disfrute de la población la vía verde de Alén, abandonada actualmente en manos de explotaciones forestales y ganaderas. Mantener en las debidas condiciones la vía verde de Traslaviña.
gallery/2