restauraciones a la carta. VIA VERDE CASTRO - ALEN

ECHA UN VISTAZO A LAS NOTICIAS ANTERIORES

Este es un caso indignante, por incapacidad, indulgencia o quién sabe por qué razón, del Ayuntamiento de Castro Urdiales. En octubre de 2018 se decretaba una restauración de la legalidad urbanística por obras sin licencia en barrio Llovera de Otañes, que se resumía en “decretar la restauración del espacio afectado por las obras de movimiento de tierras, modificación de rasante y ejecución de cunetas en los taludes laterales al camino. […] Restauración de los espacios afectados, que incluya la restauración de los mismos y su reforestación con especies autóctonas. “

 

Se trataba de un destrozo realizado en la Vía Verde Castro – Alén, provocado por Explotaciones Forestales La Bella S.L, como pudo demostrarse y atestigua el registro fotográfico. Recordemos que dicha Vía forma parte del patrimonio de nuestro municipio. Esta vía verde, junto con la de Traslaviña, son propiedad del Ayuntamiento de Castro Urdiales desde hace casi 50 años.

 

La diferencia entre los años 2017 y 2020, en el lugar del estropicio se resume en las tres fotos siguientes.

 

Lo sorprendente de esta restauración es el resultado final. Se han plantado efectivamente unos 40 árboles autóctonos, 39 de los cuales están en la parcela de la propia empresa que realizó el destrozo y 1 fuera, en un pequeño pedazo de propiedad municipal. Eso es todo.

 

Aquí está nuestro héroe.

 

 

¿Restauración en tu propia parcela, en la parcela propiedad del causante de la agresión? ¿Qué tipo de “restauración” es esa? Los taludes y los márgenes de la vía se han quedado tal y como los dejó la excavadora, con algo más de vegetación debido al tiempo transcurrido, pero eso es todo. En el lado izquierdo de la vía (según se ve en la foto de abajo) ni siquiera se ha hecho nada a pesar de que esa parcela es de la Junta Vecinal de Otañes, está tal cual. Increíblemente, al ser esa parte Monte de Utilidad Pública (¿dónde ve la Dirección General del Medio Natural “monte” dónde en todas las fotos que mostramos se ve que la finca propiedad de la Junta Vecinal de Otañes es un prado?), la Dirección General del Medio Natural es el organismo competente, por lo que el Ayuntamiento le exime de restauración y la citada administración competente parece que también ha preferido no mover un dedo.

 

La parte oscura de esta historia es que esta empresa fue condenada hace año y medio por la construcción de una nave ilegalmente y sin licencia a solo unos metros de este lugar. El Ayuntamiento impuso una multa por una sanción considerada muy grave de 15.001 euros. Solo unos meses más tarde a esta misma empresa se le concedía un contrato municipal por valor de…sorpresa 15.000 euros. Bajo dicha circunstancia ya advertimos en la Comisión de Desarrollo Territorial, que nos llamaba poderosamente la atención dicha coincidencia y nos quejamos duramente de que una empresa sancionada con una falta muy grave, pudiese concursar o contratar con el ayuntamiento a las primeras de cambio. Más aún cuando es de sobra conocido que el dueño de la empresa es Santiago Berriolope, hasta hace poco alcalde de Otañes con el Partido socialista.

 

La Historia le atribuye a Julio César la frase, “La mujer del César no solo debe ser honesta, sino también parecerlo”.