el empadronamiento no es una opción, es una obligación

ECHA UN VISTAZO A LAS NOTICIAS ANTERIORES

El Grupo Municipal Podemos Castro Urdiales, en virtud del presente escrito y al amparo de lo establecido en el vigente Reglamento de este Ayuntamiento y legislación local aplicable, formula la siguiente


MOCIÓN


Para su debate y aprobación en el Pleno del Ayuntamiento de Castro Urdiales del  27 de Octubre de 2020


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS


La falta de empadronamiento de una buena parte de la población de facto de nuestra ciudad es desde principios de los 90 uno de nuestros más endémicos problemas. A nadie se le escapa que con poco más de 32000 residentes oficiales, se mantienen los servicios de casi el doble durante todo el año, con picos mucho más elevados en temporada estival. Las razones son varias, aunque las más habituales son claramente derivadas del efecto frontera con el País Vasco y las condiciones en materia fiscal, educación o sanidad que muchos de nuestros vecinos perciben como mejores. 


El desfase de residentes no empadronados se estima en unos 5 millones de euros anuales. Solo con que fuese la mitad, permitiría a nuestro municipio tener unas cuentas mucho más saneadas para destinar mejores partidas a servicios o inversiones.


Desde el Ayuntamiento, las distintas siglas que han gobernado, han dado muestras de conocer la situación, y se han hecho distintas iniciativas o campañas para facilitar el empadronamiento, lamentablemente con escaso éxito. 


También se aborda el problema en los programas para las últimas elecciones de los partidos que actualmente formamos la corporación local, pero siempre desde la misma óptica: fomentar  el empadronamiento, ofrecer ventajas, concienciar, encuestar… Es evidente que todos conocemos el problema y queremos solucionarlo, pero hasta ahora no ha habido avances.


Consideramos que lamentablemente ya ha pasado la hora de ser cándidos, no podemos esperar de esos residentes que se empadronen voluntariamente cuando hemos pasado 20 años con el mismo problema. La paciencia tiene un límite, creemos que ya es hora de dejar de esperar a que lo hagan por las buenas. El empadronamiento no es una opción, es una obligación. La ley es clara al respecto:


“Toda persona que viva en España está obligada a inscribirse en el Padrón del municipio en el que resida habitualmente. Quien viva en varios municipios, o en varios domicilios dentro del mismo municipio, deberá inscribirse únicamente en el que habite durante más tiempo al año.”


Hay diversas maneras de comprobar si una persona reside o no en un domicilio concreto, como los consumos de luz, agua u otros suministros, incluso la certificación mediante visitas presenciales (poco práctico eso sí). Está claro que hay formas de perseguir esta práctica terriblemente insolidaria y egoísta que tanto daño está haciendo a Castro Urdiales, pero no queremos empezar por comprobaciones complicadas sino por 2 comprobaciones básicas.


1.    Datos de personas que indican en su declaración de la renta que su vivienda habitual está en Castro Urdiales¸ pero no están empadronados.


2.    Datos de personas que figuran en su DNI como residentes en Castro Urdiales y no están empadronados.


De estas dos comprobaciones debería salir un listado de residentes que se han declarado como tales voluntariamente, pero sin embargo están en situación de empadronamiento irregular. Entendemos que conseguir los datos de viviendas declaradas habituales y del DNI puede tener alguna dificultad burocrática entre administraciones, pero no debería ser un impedimento.
Es solo un primer paso, exigir la regularización, ya habrá tiempo de realizar comprobaciones más exhaustivas como las arriba mencionadas, pero vamos a comenzar por algo.


SOLICITAMOS


1.    Realizar las comprobaciones sobre personas que declaran que su vivienda habitual o su residencia está en Castro Urdiales atendiendo a la declaración del IRPF y/o a los datos del DNI.


2.    Requerir a las personas resultantes del listado del punto 1, a que regularicen su situación bien sea mediante el empadronamiento o corrigiendo sus datos en las administraciones pertinentes, apercibiendo de futuras sanciones si no se corrige la situación.


3.    Repetir estas comprobaciones de forma anual.