LA DEJADEZ Y ABANDONO DE  LAS PEDANÍAS  DURANTE AÑOS,  HA CONVERTIDO SUS PROBLEMAS EN ENDÉMICOS, PROBLEMAS DE LOS QUE NADIE QUIERE ASUMIR SU PARTE DE RESPONSABILIDAD (GOBIERNO, COSTAS, GOBIERNO AUTONÓMICO,  AYUNTAMIENTO, JUNTA VECINAL, ETC) COMENCEMOS POR ORIÑÓN Y SONABIA

ECHA UN VISTAZO A LAS NOTICIAS ANTERIORES

El Grupo Municipal Podemos Castro Urdiales, en virtud del presente escrito y al amparo de lo establecido en el vigente Reglamento de este Ayuntamiento y legislación loca

Los Problemas en las Pedanías vienen de muy lejos y el abandono a su suerte también, eso sí para pagar impuestos no se olvida nadie de ellas.

En esto influye también el que las responsabilidades estén muy repartidas, como se suele decir, el uno por el otro la casa sin barrer y así la paciencia de sus habitantes se va acabando.

 

Cada vez que reclaman algo se encuentran con que tienen que llamar a una puerta para cada cosa, que si este aparcamiento pertenece a Costas, que si el transporte de esta línea de autobús es competencia autonómica, el de esta línea es municipal, que si otra cosa es competencia de la Junta Vecinal etc. pues muy bien, primero no tienen por qué saberlo y segundo ese no debería ser su problema.

 

El primer eslabón que tienen sus habitantes es el Alcalde Pedáneo, y está claro que ahí empiezan los contratiempos para encontrar la solución, bien por dejadez, por problemas de comunicación con sus vecinos y vecinas o porque no le hacen caso en otros estamentos, el caso es que son sus residentes quienes pagan los platos rotos y cada vez se sienten más abandonados. Y esto es así en todas las Pedanías, pero aún peor en las que reciben turismo, que se ven sobrepasadas y sin medios, haciendo la convivencia y la vida mucho más incómoda.

 

A partir de que se detecta un problema, no deberían ser l@s habitantes de la Pedanías quienes tuviesen que ir reclamando uno por uno al Ayuntamiento, al Gobierno Autonómico, al Estatal a Costas etc....para eso hay unas votaciones y unos representantes de las Juntas Vecinales  que deben reclamar al Ayuntamiento lo que no esté en su mano solucionar y a partir de aquí seguir la cadena, el Ayuntamiento arreglar lo que esté en su mano y lo que no, reclamar a quien corresponda hasta que se solucione. Ya está bien de pasarse la patata caliente y que todo siga igual.

 

El pasado Domingo 12 de Julio estuvimos con vecinos y vecinas de Oriñón y de Sonabia dando un paseo por la Pedanía y nos estuvieron contando la infinidad de problemas que hay, muchos de ellos se pueden ver sólo con acercarse al lugar. Comenzamos con un paseo desde la casa de la Junta Vecinal hacia el aparcamiento donde se ponía antes el mercadillo y nos acercamos a la playa por los caminos que veis en la foto y en el vídeo.

 

Como se puede observar nos encontramos de todo por el camino, pañuelos, envoltorios de preservativos, plásticos… y eso no llevaba ni un día ni dos allí. La dejadez en el cuidado tanto de los aparcamientos como de los caminos a la playa es grave.

Y lo que es aún peor arbolado y campas sin sanear ni quitar las ramas secas, donde se puede provocar un incendio en cualquier momento.

Continuamos y antes de llegar al camino hecho entre las dunas que conduce a la playa, nos saluda una mascarilla, lo que no mejora empeora, en el trayecto nos encontramos con más kleenex, envoltorios, plásticos, y más plásticos. Podéis verlo todo con detalle en el vídeo del que os dejamos el enlace al final de este escrito.

 

Salimos de la playa por el aparcamiento en la zona de la ría y nos encontramos con este contenedor en el que los pañuelos de papel se quedan fuera.

 

En el aparcamiento se puede ver el buen estado del asfaltado, algo común en toda la zona, liso y sin baches como se puede comprobar. Al igual que la salida que da a la carretera y para no desentonar como no puede ser menos, el resto de las vías del pueblo, es toda una yincana de charcos y baches.

Llegamos al aparcamiento de detrás del camping, menos mal que está nublado, porque si hoy está así, haciendo sol no cabe un alfiler, como han mostrado los y las vecinas de Oriñón en los medios de comunicación.

Después de este recorrido, subimos a Sonabia y seguimos haciendo fotos, hoy está nublado como hemos dicho, no hay problemas de aparcamiento ni atascos, ni coches estacionados en la carretera. El siguiente domingo hemos vuelto a estar con ell@s y hemos comprobado el caos insufrible que se monta. Si tiene que subir una ambulancia sería imposible que entre a recoger a nadie en Sonabia, los conductores del autobús se niegan a quedarse atascados y tampoco suben ni entran en Oriñón, bajan hasta el cruce y allí mismo en la parada dejan a la gente y se dan la vuelta.

 

Comenzada la subida nos encontramos con esta escultura:

Debajo tiene sorpresa claro, un hueco del que no se sabe la anchura, pero a simple vista más del diámetro del agujero. También vemos la huella de un badén que hace tiempo que arrancaron, se ve que era incómodo si vas más rápido de lo que debes, y no lo han vuelto a poner, estará con los pivotes que faltan en el camino, arrancados probablemente porque molestaban a los vehículos que necesitaban meterse en el camino peatonal cuando suben o bajan autobuses, autocaravanas y otros transportes grandes, que como hay coches aparcados en toda la carretera, todos no caben.

 

Un poco más arriba quedó un pivote solitario y el quitamiedos roto que es un peligro para quienes van andando.

Terminada la subida de la carretera, llegamos a la Ermita, la zona donde se colapsa el tráfico, y hay un semáforo regulándolo, uno de los problemas es que se aparca donde se puede, esté prohibido o no, hasta en la misma puerta de las casas y las vecinas no pueden ni salir de casa sin tener que hacer salto de coche (próximamente disciplina olímpica).  Y como alguien esté maniobrando y se cambie el semáforo ya está el pifostio montado para una hora.

De paso las señales de prohibida acampada no estaría mal cambiarlas que las pobres llevan ya muchas batallas y están muy viejitas.

El tramo justo después de la Ermita también es conflictivo, aunque en el vídeo se vea como un remanso de paz, ponemos el enlace de las publicaciones que han hecho los y las vecinas de Movilización Sonabia -Oriñón, en medios de comunicación, para que comparéis la diferencia y entendáis porqué están tan hartos de que todos los veranos, desde hace años, tengan que aguantar esta situación. Agravándose este año por la pandemia. Es imposible mantener distancias de seguridad con esa saturación de gente y vehículos.

 

https://www.facebook.com/190898571043303/posts/2027238004076008/

https://www.facebook.com/190898571043303/posts/2027248180741657/

 

El tema de las autocaravanas, furgonetas adaptadas para acampar y demás es también insostenible y no es en la única pedanía que lo tiene. En sus publicaciones hemos visto que hasta aparcan en los jardines, como podéis observar en la foto.

 

Regresando de Sonabia a Oriñón nos encontramos al otro lado de la carretera los desprendimientos que también se pueden ver en el vídeo y para los que no hay ninguna red de contención.

 

No se trata de que no se quiera el turismo, claro que lo quieren, pero el que se puede asumir. Estas aglomeraciones y atascos no son buenos para nadie. Estamos seguros que quien va por primera vez, ve que no puede aparcar  ni de mala manera (quien sea un irresponsable y se arriesgue a incumplir las normas) y encima se come un atasco al sol de una hora para ir a la playa y otra horita para salir de Oriñón, no le hace ninguna gracia y se planteará volver a visitar esta pedanía, además del mal sabor de boca que se lleva y la mala crítica que va a hacer de este bonito sitio.

 

No sólo son sus habitantes quienes no pueden más con esta situación, hablamos también con algun@s turistas habituales y vecin@s de fin de semana que opinan lo mismo.

Al domingo siguiente volvimos a estar con ellos y ellas y contamos la cantidad de coches que entraban en Oriñón y Sonabia, entre los dos sitios fueron más de 3600 y sólo en Sonabia unos 300,os podemos asegurar que no exageran, es una auténtica locura. Sólo en dos horas de 9 a 11 y que no son las más concurridas ya contamos que llegaban a Oriñón más de 1350 vehículos, de los cuales subieron a Sonabia más de 100. Sin llegar a pasar 2 horas más ya era un absoluto caos.

Aunque como se les ha insinuado se hubiese contado por descuido algún vehículo que sale de Oriñón por el otro lado y vuelve a bajar, siendo muy generosos, pongamos 600, siguen siendo más de 3000 vehículos.

 

A esto hay que añadir las declaraciones del sindicato APLB confirmando en nota de prensa lo que este movimiento vecinal ha manifestado sobre el caos circulatorio: “Ante la indignación vecinal, la Asociación de Policía Local y Bomberos se ve en la necesidad de manifestar que entiende perfectamente su frustración e impotencia ante la falta de respuesta para solucionar lo que vivieron y viven, desgraciadamente, en muchas ocasiones.” “EN EL CASO DE ORIÑÓN E ISLARES "LA ADOPCIÓN DE MEDIDAS POR LAS ADMINISTRACIONES BRILLA POR SU AUSENCIA", CENSURA “

 

En esta nota de prensa, de la que os dejamos el enlace de un medio de comunicación, además resaltan que están desbordados y hay una total falta de efectivos desde hace años.

 

Lo mismo está ocurriendo con la Guardia Civil, tampoco da abasto y esto es cuando menos peligroso, se está dando la impresión de que no hay vigilancia ni control y que cada uno puede campar a sus anchas y hacer lo que le dé la gana ya que no va a haber consecuencias.

 

https://www.facebook.com/211554799024802/posts/1573447279502207/

 

Somos una localidad turística con la peculiaridad de tener pedanías, lo que hace que haya una gran extensión que cubrir con las fuerzas de seguridad y no hay suficientes, sin entrar ya en transporte público, la sanidad para desplazados, etc...  No se puede seguir así, hay que tomar medidas urgentes para regular el turismo y para cuidarlo, si se quiere un turismo de calidad hay que dar calidad.

 

Otra queja es el transporte público, el autobús urbano a Castro Urdiales es “a demanda” y hay que solicitarlo según nos comentan el día antes, pero además el Interurbano para ir a Laredo hay que subir a Candina a cogerlo ya que no baja a Oriñón y no hay ningún transporte público que te suba hasta allí.

Todo esto hace que cada vez esté más despoblado en invierno, si no hay servicios en condiciones y encima es agobiante en verano, la gente se va a vivir a otro sitio. Sobre todo, la gente mayor se ve obligada a marcharse, aunque no quieran, a pueblos o ciudades mejor acondicionadas.

 

Por no haber no hay ni un triste cajero automático donde sacar dinero o poder hacer alguna gestión bancaria. Hasta para eso tienen que salir de allí, seguro que se puede llegar a algún acuerdo con alguno de los bancos para que ponga uno como se ha hecho recientemente en Sámano. Ya sabemos que no son ONGs, pero seguro que algo se puede hacer, con voluntad.

 

El Mercadillo de los Domingos es otro tema que causa problemas debido a su ubicación: Antes del coronavirus porque la gente que iba en coche a verlo más las furgonetas de los vendedores saturaban no solo el aparcamiento, sino también la circulación y ahora porque es difícil guardar la distancia de seguridad en un calle tan estrecha. Sin contar que además sólo dejan poner unos 5 puestos, siendo la mayoría de alimentación. Hay zonas más amplias donde se pueden poner más puestos, mantener más distancia de seguridad y que no obstaculicen tanto.

 

También pudimos ver en Sonabia, el observatorio de aves cerrado, según nos comentan la falta de vigilancia hizo que se tuviese que cerrar para evitar que se siguiese destrozando. Tampoco vemos casi contenedores de basura ni papeleras y a pesar de estar lleno de vehículos en acampada libre no hay ningún sitio donde tener agua o poder lavar los químicos.

 

Como final a esta ruta tuvimos una agradable conversación sobre los problemas que nos habían mostrado que reivindican y acabamos con un aporte mutuo de propuestas para que se solucione. Ya sólo nos queda dar las gracias al Grupo de Movilización Ciudadana de Sonabia y Oriñón por hacernos de Cicerones y darles nuestro apoyo en todo lo que podamos, en su lucha para hacer de Oriñón y Sonabia un lugar mejor.

escuchar la entrevista

ESCUCHA LA ENTREVISTA SOBRE LA NOTICIA