20-11-2018 EL GOBIERNO de cantabria SIGUE OLVIDANDO a castro

 

El 6 de enero de 2017 se rompió la tubería de fibrocemento -amianto- que conduce buena parte del agua para consumo humano a la altura del Castillo Ocharan. Podemos Castro Urdiales alertó entonces de los riesgos que acarrea transportar agua potable en ese tipo de tuberías (nota de prensa 10-01-2017). Dos semanas después, el director general de Medio Ambiente del Gobierno Autonómico, Miguel Ángel Palacio, anunciaba en una emisora de radio local que a lo largo de 2017 se acometerían dos obras de la lista de preferencias que tiene confeccionada el Gobierno Autonómico.

 

Concretamente, esas obras son la segunda y la tercera de las actuaciones de INVERSIÓN AUTONÓMICA EN OBRAS DE COMPETENCIA MUNICIPAL, de acuerdo con la lista de preferencias pactada en 2014:

2ª: Mejora en el sistema de drenaje urbano en el entorno del polideportivo Peru Zaballa y en el barrio de Llantadilla, obra valorada en 115.318,05 €.
3ª: Mejora de la red de drenaje en las calles Voluntariado, Javier Echavarría, Plaza del Mercado, Paseo Ocharan Mazas y Bajada de la Arboleda, cuya cuantía asciende a 155.967 €.

 

La suma de ambas actuaciones asciende a la cantidad de 271.285,05 €, a la mísera cantidad de 45 millones de pesetas. Ni siquiera esa ridícula suma, al parecer, vale Castro para el Gobierno de Cantabria. Si en los cuatro años que han transcurrido entre la fecha en la que se pactaron y planificaron las obras y el momento actual no se han realizado las obras 2 y 3 de ese calendario, solo puede significar dos cosas:

Que aún se esté acometiendo ni la primera obra.
Que se estén acometiendo obras que estaban programadas para después de las obras 2 y 3 de la lista de preferencias. Es decir, que, como siempre, el Gobierno de Cantabria esté puenteando a Castro, escatimándonos obras e infraestructuras imprescindibles.

Cualquiera de esas opciones es muy mala. La primera, porque significaría la absoluta incapacidad del Gobierno Autonómico de Cantabria para enfrentarse al problema más sencillo y resolverlo. La segunda de las posibilidades es aún peor, significa que Castro Urdiales no está en el mapa de Cantabria o, al menos, en el mapa geográfico que maneja el Gobierno Autonómico ni, mucho menos, en sus previsiones de inversión para mejoras indispensables.

Veintidós meses después, de las actuaciones prometidas por el director general de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Palacio, no hay rastro. De las obras que prometió estarían concluidas en 2017, acabamos de tener noticia que se ha adjudicado la redacción del proyecto de mejora del sistema de drenaje en el entorno del Peru Zaballa y en el barrio de Llantadilla (Sámano). La actuación nº 3, las obras para mejorar la red de drenaje en las calles Voluntariado, Javier Echavarría, Plaza del Mercado, Paseo Ocharan Mazas y Bajada de la Arboleda, ni se menciona. Si acaso, el Gobierno de Cantabria ya la planificará para las elecciones de 2023.

¿Qué han hecho en este lapso de tiempo el gobierno municipal y toda la oposición que se sientan en el salón de plenos ante este enésimo incumplimiento por parte del Gobierno Autonómico con respecto a las necesidades de Castro? Lo habitual, nada. Mejor dicho, han actuado como de costumbre. Unos, reprochando a quien gobierna lo que ellos no hicieron cuando tuvieron ocasión. Otros, esperando a que se resuelvan sus asuntos particulares y olvidándose, como siempre, de las necesidades ciudadanas. Para las obras de interés general, nunca hay tiempo ni dinero. Los pelotazos urbanísticos en Brazomar o las carísimas e innecesarias infraestructuras como las del Ágora tienen preferencia sobre todo lo demás.

El Gobierno de Cantabria está utilizando las obras en infraestructuras y servicios para mejorar la imagen de los partidos que lo componen. Si la ejecución de estas dos obras, valoradas en 271.285,05 €, ha resultado tan complicada para el Gobierno de Cantabria, ¿qué ocurrirá cuando se enfrente a las obras de abastecimiento y saneamiento de Oriñón, la segunda obra más cara (1.570.148,78 €) de todas las planificadas para este período, que ocupa el lugar 415 del total de 418 en el orden de relevancia? ¿Estarán concluidas antes de las elecciones de 2059?

 

 

En Castro somos los primeros a la hora de pagar impuestos, pero una vez más el Gobierno Autonómico se olvida de esta esquina de Cantabria cuando debe devolvernos parte de esos impuestos en dotaciones y servicios.

ESCUCHA LAS ENTREVISTAS SOBRE ESTA NOTICIA

ECHA UN VISTAZO A LAS NOTICIAS ANTERIORES